La UNSL logró la aprobación para construir el primer edificio en el nuevo campus, ubicado sobre la avenida 25 de Mayo, camino a La Punta. Nación confirmó que la casa de estudios recibirá los fondos para concretar la sede descentralizada del Instituto de Física Aplicada (Infap) “Doctor Jorge Andrés Zgrablich”, que la casa de estudios administra con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

El anuncio sobre la concreción del proyecto lo realizó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, en conjunto con la ejecución de un total 72 obras en 21 provincias del país con las que buscan fortalecer la infraestructura del Conicet.

Según explicó el rector de la UNSL, Víctor Moriñigo, si bien el monto de inversión previsto para impulsar la investigación científica y la tecnología argentina alcanza los 12 mil millones de pesos, aún no se conoce la cantidad destinada a la concreción del nuevo Infap. Es debido a que el gobierno central aguardará a una fecha cercana a la firma de los acuerdos para amoldarse a los precios actualizados de la construcción, y evitar así que el presupuesto sea afectado por la inflación.

“La obra integra lo que se denomina Plan Federal III, que fue aprobado durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, pero quedó suspendido con el recambio de autoridades nacionales a fines de 2015. La actual gestión del Ejecutivo nacional volvió a asegurar el financiamiento para todos estos centros de doble dependencia que las universidades tienen con el Conicet, que en el país son un total de veinticuatro y de los cuales cinco funcionan en la Universidad Nacional de San Luis”, explicó Moriñigo.

Además, la máxima autoridad universitaria indicó que con el Infap, con su nuevo edificio, se sumará a los que ya funcionan de manera descentralizada, sin necesidad de realizar sus actividades en los laboratorios de la UNSL. Los que cuentan con instalaciones propias son el Instituto de Matemática Aplicada (Imasal) y el Instituto de Tecnología Química (Intequi); mientras que el Imibio (Instituto Multidisciplinario de Investigaciones Biológicas de San Luis) y el Inquisal (Instituto de Química San Luis) continuarán con sus actividades en los laboratorios de la universidad.

“Para nosotros es muy importante sumar este nuevo edificio porque además que será el primero en construirse en el nuevo predio de la Tercera Rotonda, va a ocupar una superficie de 3.200 metros cuadrados. Es una estructura muy grande para la que no hay espacio en el campus actual de avenida Ejército de los Andes”, sostuvo Moriñigo.

Todavía está sin definición si Nación enviará los fondos a la UNSL para que sea la encargada de realizar el proceso de licitación, si será el gobierno central el que se hará cargo del pago al proveedor o si el dinero será entregado de manera directa al Conicet San Luis para que sea ese organismo el que tenga a la función de administrar la obra.

“Es cumplir un sueño tener una inversión tan grande para nuestro nuevo campus y sobre todo porque despierta la inquietud en los dos institutos que aún no cuentan con instalaciones propias (Imibio e Inquisal), que ya nos han pedido audiencia para los próximos días con la idea de empezar a gestionar sus edificios. En los últimos cuatro años fue una planificación que estuvo dormida y con el anuncio de la semana pasada se reavivó el interés para continuar con todos los proyectos que tenemos para nuestra universidad”, señaló el rector de la UNSL.

Fuente: Diario la República.