24.3 C
San Luis
miércoles, octubre 27, 2021
HomeSociedadDNI no binario: en una semana hubo 100 solicitudes en todo el...

DNI no binario: en una semana hubo 100 solicitudes en todo el país para tener el nuevo documento “X”

Jamaica, Eve, Lau, Fer y Evelyn cuentan sus casos y destacan el avance de una Ley inédita para la región.

La palabra “no binario” se convirtió en algo que la gente buscó en Google desde 2014. Pero desde hace poco más de una semana que Argentina aparece entre los primeros resultados del buscador.

Es que el miércoles se entregaron los primeros DNI no binarios y nuestro país se convirtió en el primero de la región en adoptar una legislación así. Como pasa en Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Pero en ninguna otra parte del mundo.

Siete días después del acto que encabezó Alberto Fernández en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada -y que tuvo su minuto de “polémica”-, unas 100 personas en todo el país ya iniciaron la solicitud para tener el nuevo DNI “X”.

Esa letra suma una tercera opción para quienes no se autoperciben con la “M” o la “F” del género masculino y femenino. Como le pasa a Dyhzy, el hijo del presidente, que ya lo tramitó y prefiere que ya no se lo llame Estanislao.

Dyhzy pidió que no se lo llame más Estanislao.

Dyhzy pidió que no se lo llame más Estanislao.

Clarín habló con Jamaica, Eve, Lau, Fer y Evelyn para conocer las caras anónimas detrás de la “X”. Las que no aparecen en Google.

Desde una historia binaria que estaba estancada hacía 15 meses en la Justicia de Tucumán hasta otra que, con bastante cautela, no tramitará el nuevo DNI hasta que se cumplan las adecuaciones normativas en los casos en que las propias leyes hacen diferencias entre varón y mujer.

Esto último, en el marco del nuevo decreto, debería ocurrir dentro de 120 días.

Un caso judicializado

Jamaica Imán Ponce nació en Jujuy, vive en San Miguel de Tucumán y es la primera persona de esa provincia en solicitar el nuevo DNI no binario. Pero su “odisea”, como lo describe a este diario su abogada, Jimena Gómez Roselló, no empezó una semana atrás.

Desde los 5 años comenzó a percibir que no se identificaba con el grupo de los varones en la escuela. Desde entonces, toda la vida de Jamaica “en los papeles”, estuvo trabada hasta que llegó el anuncio del nuevo DNI.

No podía sacar una tarjeta de crédito o débito. No podía anotarse en una prepaga. No podía vacunarse contra el coronavirus. No podía hacer nada que tenga que ver con un beneficio que brinde el mismo Estado. Salvo, claro, que aceptara que su documento diga que es algo que no siente ser. Y Jamaica no es varón. Ni es mujer.

Jamaica prefiere no mostrar su cara ni hablar "en primera persona", para que su caso exceda lo individual.

Jamaica prefiere no mostrar su cara ni hablar “en primera persona”, para que su caso exceda lo individual.

“En 2019 iniciamos el trámite ante el Registro Nacional de las Personas (Renaper) para que reconozca su derecho a un DNI conforme a su identidad trans no binaria. Lo negaron varias veces”, explica Roselló. Fueron 15 meses de reiterados “no”. De sentirse “más que indocumentada”.

El 28 de junio de este año presentaron un amparo con una medida cautelar urgente ante la Justicia Federal de Tucumán, en contra del Renaper y del Ministerio del Interior de la Nación, la cartera que hace 7 días se puso al hombro el DNI “X”.

“Lo había hecho para que el Estado cese con la actitud arbitraria, omisiva y desidiosa, al no brindarme ningún tipo de respuesta sobre el otorgamiento de mi DNI, lesionando mis derechos como ciudadanx, y provocando consecuentemente que mi personalidad jurídica, y mi propia existencia como persona y sujeto de derecho, no estén reconocidas por el Estado Argentino”, recuerda Jamaica.

Antes de hablar con Clarín a través de su abogada, aclara que “a partir de ahora” dejará de referirse a su caso “en primera persona”, para que esta historia exceda los límites de lo individual y sirva para lo colectivo. Más en el norte, donde la diversidad se enfrenta a más recelos que en otros puntos del país.

En cuestión de días, quizás esta misma semana, Jamaica recibirá su DNI no binario. No tendrá que venir a Buenos Aires a buscarlo en un acto político.

Evelyn Manino es "diseñadore grafique", tiene 29 años y vive en Tucumán.

Evelyn Manino es “diseñadore grafique”, tiene 29 años y vive en Tucumán.

Como Jamaica, Evelyn Menino (29) es una persona no binaria que también vive en Tucumán. Pero “por ahora” no va a tramitar el nuevo DNI.

“Estoy contente, pero no voy a hacer el cambio registral porque vivo en una provincia donde la diversidad está muy criminalizada, como en el norte en general. Desde en los hospitales hasta en las universidades, las leyes no se implementan a nivel provincial, pese a un Estado presente”, detalla.

Su decisión tiene que ver con que “las instituciones todavía no están preparadas para concientizarse sobre el nuevo DNI”. Y plantea un escenario concreto: “¿Qué pasa si la policía me para, me pide el DNI y, con esta lógica binaria, no encajás en masculino ni en femenino? ¿Qué pasa con la violencia que sufriría en ese momento?”.

Chique conurbane

WhatsApp no lo exige para usar su servicio. Pero, igual, Eve Soto, de 26 años, ahí elige autodefinirse. “Rebelde, agitador (a) y revolucionarix”. También quiere explayarse en su DNI. Aunque sea con una letra X.

Es de Morón, en la zona Oeste del conurbano bonaerense, y habla con Clarín mientras busca su partida de nacimiento para iniciar el trámite. Antes, ya había cambiado su nombre. No le alcanzó.

“Tengo dos nombres que no me gustan. Nunca me sentí cómode con que me llamaran así. ‘Eve’ es algo que me hace sentir un poco mejor. Es algo complejo, en lo que todavía estoy en búsqueda. Pero yo nunca me sentí ni hombre ni mujer. Siempre sentí que fue una construcción social. Algo que les demás te imponen. A medida que fui creciendo, conocí a conurbanes que luchaban por la diversidad. Que no era le unique. Fui viendo qué era lo que no cerraba en mí”, narra.

¿Alcanza con la X? “Es parte de la lucha ganada. Sé que todavía falta que se reconozca al resto de las identidades. Sacar la ‘X’ y que se pongan todos los nombres. Travestis, trans, maricas, tortas. Merecen ser reconocidas esas identidades no binarias. Que eso también figure en el DNI. Pero se nos escuchó”, sigue Eve.

El orgullo en un documento

“Después del anuncio del DNI no binario, rápidamente llegó la pregunta: ‘¿lo vas a tramitar?’ Me di cuenta de que no lo había pensado, pero ya lo había decidido”, dice Laura Capellano. Tiene 30 años, vive en Lanús y es actriz. No quiere que pase agosto sin tener su DNI “X”.

Militó durante años por la Ley de Identidad de Género y considera que este  reconocimiento en el Renaper es una nueva “bandera”. Pero no una completa.

“Hemos conquistado un derecho que cambia nuestras vidas para siempre y abre debates muy profundos en la sociedad nacional e internacional, así también en nuestros barrios populares, en el Conurbano profundo, en cada rincón del país, dónde viven muchísimas personas no binarias. Este reconocimiento contribuye a la visibilidad, a la adquisición de derechos y la no discriminación. Este ha sido un paso fundamental para que algún día en los documentos puedan figurar todas las identidades de género”, remarca.

¿Ahora levantará el DNI con orgullo? Responde con un grito: “¡Al fin!”. “Cuando el documento no representa quienes somos realmente todo se vuelve dificultoso: desde ir a les mediques, hasta hacer un trámite o pagar con tarjeta. Pronto no me atacará la furia, la bronca, cada vez que presente mi documento… tendré el orgullo de mostrar mi DNI, mi identidad”.

No binaries del Sur

El norte del país no es el único punto “lejano” a una diversidad institucional ampliamente más curtida en Buenos Aires. Así lo piensa Fer, que vive en Rawson.

Siempre la cuestionaron con que “¿Por qué no te cambiaste el nombre?” o “¿Por qué no te cambiaste el sexo?”. Ahora no le pueden decir lo mismo con el DNI.

“Mi respuesta a los reclamos anteriores siempre fue que me parecía chocante violantarme también yo misme al pasar de sexo femenino a masculino en el DNI, cuando en realidad no me siento así..yo no me siento masculino. Y con respecto al nombre, usé siempre el amparo de la ley, donde me puedo autopercibir como yo quiero. En este caso, ‘Fer’, que es neutral”, dice.

Fer quiere que su identidad no binaria también figure en su libreta de casamiento.

Fer quiere que su identidad no binaria también figure en su libreta de casamiento.

Tiene 25 años y el lunes a primera hora fue al registro a hacer los papeles. “Me llamó la directora del registro de Chubut para decirme que lo tiene en mano al expediente y que en pocos días me llama para notificarme”, cuenta. Hace 5 años que está en pareja y espera el nuevo DNI para pedir fecha para casarse. Su identidad no binaria también figurará en esa libreta.

Mapa de la Argentina no binaria

La Provincia de Buenos Aires está al frente de los trámites iniciados, pero los hubo también en el norte y el sur del país. “La mayor cantidad de solicitudes, en términos absolutos, se encuentra en la provincia de Buenos Aires. Alrededor de 100 en todo el pais”, dice a Clarín Santiago Rodríguez, director del Registro Nacional de las Personas (Renaper).

Sólo en territorio bonaerense hay 300 personas que esperaban el decreto para rectificar su documento. No hay una web o app para solicitarlo. El trámite promete tardar menos de dos semanas. Pero antes hay que cumplir una serie de pasos que llevan más días hábiles y que, por ahora, no son express.

“Primero se debe rectificar la partida en el marco de la ley de Identidad de Género, en un registro civil o en la representación consultar de Argentina en el exterior. Una vez que posee la partida rectificada, se deberá concurrir, llevando su nueva partida y DNI vigente, a cualquier oficina del Renaper o delegación de un registro civil en el interior, para realizar el trámite”, explica Rodríguez.

El tiempo de emisión es similar al de cualquier trámite de DNI. Dentro de los 14 dias en el trámite regular, o entre 24 y 96 horas en el trámite urgente.

“El DNU (el decreto que oficializó el documento ‘X’) lo que hizo fue adecuar el DNI para reflejar está realidad humana no binaria. Las personas no binarixs han existido siempre, no son una identidad “nueva”. Explico esto porque luchan por visibilizar existir y ser reconocidas. Creemos que las nomenclaturas de un DNI no reflejan o expresan la totalidad de la experiencia no binaria, como tampoco la F o la M expresan del todo identidades masculinas o femeninas necesariamente, pero es un paso importantísimo y bastante audaz”, pone en contexto Ricardo Vallarino, vocero de 100% Diversidad y Derechos.

Lo que hay que saber, más allá de un documento “X”, es que las personas NB (no binarias) no necesariamente utilizan el pronombre neutro. Pueden usar el masculino o el femenino. O, incluso, alternarlo. Los pronombres son importantes y es algo que la ley exige respetar, pero no son absolutos de la identidad para estos grupos.

Pasa lo mismo con las expresiones de género. “Comúnmente se logra superar algo así como una representación ‘andrógina’ o ‘neutra’, pero puede variar. Lo que pasa es que con frecuencia estas realidades se invisibilizan o son forzadas a encajar porque el sentido común es todavía muy binario. Eso está empezando a cambiar gracias a la resistencia y la potencia de las personas NB”, dice Vallarino.

Acá entra la parte de la sociedad que aún con la “X” no se siente representada. Son quienes en el acto de presentación del DNI no binario dijeron “No somos una X” y exigen que el género en el documento quede sin completar. El llamado “campo abierto”.

San Luis
nubes
24.3 ° C
24.3 °
24.3 °
20 %
4.9kmh
93 %
jue
35 °
vie
34 °
sáb
31 °
dom
20 °
lun
12 °