21.2 C
San Luis
domingo, octubre 24, 2021
HomeSociedadEl relato del vecino atacado por mapuches en Villa Mascardi: “Viví cinco...

El relato del vecino atacado por mapuches en Villa Mascardi: “Viví cinco horas de terror, enterrado en la nieve”

Diego Frutos denuncia que fue golpeado por un grupo de encapuchados y debió huir hacia la montaña. “Esto ya no se aguanta más”, afirma.

“Viví cinco horas de terror. Enterrado en la nieve, huyendo de los encapuchados que me atacaron. Pude resistir gracias a que dos perros se pusieron uno de cada lado de mi cuerpo y me dieron calor. Pero esto ya no se aguanta más. Los encapuchados son prófugos de la Justicia a los que el mismo Gobierno alimenta con víveres y planes sociales”. Las palabras desesperadas son pronunciadas por Diego Frutos, el vecino de Villa Mascardi que el jueves fue atacado en su casa por un grupo de encapuchados que se autodenominan mapuches.

Frutos es presidente de la junta vecinal de la villa que se levanta junto al lago del mismo nombre, a 35 kilómetros de Bariloche. Su vivienda, “La Cristalina”, ya fue incendiada el año pasado. Y los integrantes de la comunidad Lafken Wincul Mapu, que viven en la montaña, ya han provocado incendios y destrucción en varias vivienda de la villa. Incluso de instituciones como la del Arzobispado de San Isidro, donde todos los años se organizaban colonia de chicos de escasos recursos. Ya no lo pueden hacer. Todo (o casi todo) ha sido destruido.

Frutos le cuenta a Clarín un detalle que vuelve aún más estremecedora su historia: mientras se encontraba enterrado en la nieve, su hija estaba dando a luz a su primer nieto, Romeo. Se había adelantado el parto. “Creo que eso me dio energía para resistir, porque en un momento sentí que me quedaba sin fuerzas”, asegura.

Frutos explica que los grupos violentos “siempre atacan a traición”. Y repasa lo que sucedió el jueves: “Yo me estaba haciendo un chequeo médico. Fui a mi casa para corroborar si la cooperativa había realizado el corte de luz, no se si lo hizo la cooperativa o lo hicieron ellos, me hicieron un desastre”. Hace una semana, el vecino descubrió que este grupo se había “colgado” de su instalación eléctrica.

Una manifestación de vecinos de Villa Mascardi que se movilizaron para reclamar por los ataques mapuches.

Una manifestación de vecinos de Villa Mascardi que se movilizaron para reclamar por los ataques mapuches.

Y continuó: “Yo entro por el costado a mi casa, por el lado de ‘Los Radales’, que es la casa que sigue a la mía. Pegado a mi vivienda tengo un galpón de herramientas que ya me habían violentado, rompieron varias cosas. Aunque ahí ya no hay cosas de valor, lo hacen de maldad o pensando que puedo poner algo de valor”.

“Ingreso, hago una mirada general y cuando salgo se me aparecen dos personas que estimo estaban escondidas en un costado del galpón y me vieron llegar. A uno lo distingo porque ya convivo con ellos hace cuatro años. Es de una familia de los usurpadores, de la familia original de la usurpación”.

Después vinieron los ataques. “Me pegaron fuerte en la cara, no se decir con qué. Era algo contundente, como una manopla. Eso me mareó un poco y fui a dar al piso y ahí comenzaron a pegarme patadas. Uno de ellos se separa de mi y empezó a gritarle a otros para decirles que vengan y mientras tanto me gritaban “vos mataste a Rafita” (por Rafael Nahuel, muerto en un enfrentamiento con Gendarmería).

Tras los golpes, Frutos logró huir. “Ahí es cuando me escapo y empiezo a correr hacia la montaña. Este es un sector muy denso, mucho bosque. Y ayer había mucha nieve porque hubo una tormenta muy grande. Me era muy difícil subir y escalar la montaña. Más o menos llegué a subir un kilómetro hasta que me enterré en un cañadón. Hasta que logré mandar un mensaje indicando donde estaba. Había mucha nieve”, cuenta.

Asi quedaron varias casas, incendiadas por ataques de encapuchados que usurparon tierras diciendo que son mapuches.

Asi quedaron varias casas, incendiadas por ataques de encapuchados que usurparon tierras diciendo que son mapuches.

Luego le tocó resistir durante casi cinco horas. “Ya no me pude mover más. Cerca de las 23 (todo había comenzado a las 18) vi unas linternas y con las pocas fuerzas que me quedaban alcancé a gritar y me rescataron. Tenía muchos golpes y mucho frío. La piel muy blanca, las manos, las extremidades moradas. En el hospital de Bariloche me atendieron muy bien y hoy viernes a la madrugada me dieron el alta”.

Aún visiblemente consternado por lo vivido, Frutos contó que los encapuchados lo persiguieron durante un buen tramo y que él contó con la compañía de dos perros de un vecino. “Cuando quedé ahí enterrado en el cañadón se pusieron al lado mío y me dieron calor”, remarca.

El presidente de la junta vecinal asegura haber vivido cinco horas de terror: “Cuando me caí en el cañadón, lo vi complicado. Pero al quedarme la cabeza afuera sabía que podía gritar. Pero igual fueron momentos muy delicados porque ellos detonaban unas bombas de estruendo. No me animo a decir que eran disparos, Además de sus gritos característicos para amedrentar. Estarían cien metros donde estaba yo. Pero como los perros se quedaron tranquilos ya no me buscaron. Y eso fue como volver a la libertad, me quedé más tranquilo”, relata.

El Hotel Marcardi, también fue atacado por los encapuchados. "Tienen ayuda social y planes del gobierno", dijo Frutos.

El Hotel Marcardi, también fue atacado por los encapuchados. “Tienen ayuda social y planes del gobierno”, dijo Frutos.

Frutos afirma que nadie se hace cargo del conflicto con los mapuches. “En este tema tan delicado y que ya no aguantamos más tiene que actuar el Gobierno nacional porque es Parque Nacional y el Gobierno provincial por la propiedad privada. Pero no lo están haciendo. Se van tirando la pelota uno al otro. Hacen las famosas mesas de diálogo, pero son totalmente vacías de contenido. Ellos no se presentan. A la última reunión no fueron porque dicen que están vacías de política. Tienen de abogados a un grupo de montoneros, encabezados por Roberto Perdía. Nosotros queremos saber qué van a hacer. Estas son reuniones políticas, no para vender tapper”.

El vecino de Mascardi afirma que ya no puede vivir en su propiedad. “A mi casa La Cristalina ya me la incendiaron el año pasado. Ahora estoy solo. Pero ya no vivo en mi casa. Vivo en una cabaña de un vecino y si no en Bariloche. Voy y vengo continuamente. Esto es tierra de nadie. El grupo de abogados que encabeza Perdía es el encargado de traerles los víveres los fines de semana. Ellos tienen asignaciones, planes sociales y la defensa política. Desprecian a nuestra Nación, quemaron la bandera Argentina. La mayoría son prófugos de la Justicia que han venido a usurpar tierras a Mascardi y viven escondidos detrás de una capucha. Entre ellos está Matías Santana, aquel de los binoculares en el caso (Santiago) Maldonado”.

Finalmente, Frutos asegura que los grupos violentos están cumpliendo con su objetivo. “Cada vez quedamos menos, ellos están logrando su cometido. Están quemando las casas, destruyendo todo. Cabañas de recreación para chicos de varias instituciones. Pero eso se dejó de hacer porque está todo destruido. Y lo mismo los vecinos estamos replegándonos dado que los gobiernos están totalmente ausentes ante esta situación”, sostiene.

“Les digo que ayer, en algún momento temí por mi vida, pero son emociones que no se pueden explicar. Menos mal que me quedaron fuerzas para gritar cuando llegó la gente a buscarme. Y fíjense la coincidencia que cuando estaba en medio de la nieve estaba naciendo mi primer nieto. Se adelantó el parto de mi hija. Asi que yo estaba en medio de la nieve y Romeo estaba naciendo. Eso creo que me dio una energía especial para resistir. Es mi primer nieto. Ante todo este infierno, una alegría”.

San Luis
cielo claro
21.2 ° C
21.2 °
21.2 °
26 %
4.5kmh
0 %
lun
33 °
mar
35 °
mié
34 °
jue
34 °
vie
22 °