14.7 C
San Luis
sábado, julio 31, 2021
HomePolicialesHabla el turista Joe Wolek después del fallo contra Luis Chocobar: “Estoy...

Habla el turista Joe Wolek después del fallo contra Luis Chocobar: “Estoy decepcionado”

El fotógrafo estadounidense que recibió 10 puñaladas durante un asalto en La Boca dijo estar convencido que el policía “intentaba ser buena persona y un servidor público”.

Había venido de vacaciones desde Estados Unidos a la Argentina para festejar su cumpleaños 54. Joe Wolek, ahora con 57 años, terminó protagonizando un drama que conmovió al país cuando le dieron diez puñaladas en el pecho para robarle su cámara en La Boca y sobrevivió.

El caso tuvo un actor clave: el policía Luis Oscar Chocobar (34), que auxilió al turista, ahuyentó a los ladrones y terminó matando a uno de ellos, Juan Pablo Kukoc (18).

Wolek participó activamente del juicio oral contra Chocobar y uno de los dos asaltantes. Declaró como testigo y dio sus “últimas palabras” como víctima del episodio ocurrido en la mañana del 8 de diciembre de 2017.

El policía Luis Chocobar y su encuentro con Joe Wolek, el turista que fue atacado durante un asalto en La Boca.

El policía Luis Chocobar y su encuentro con Joe Wolek, el turista que fue atacado durante un asalto en La Boca.

El viernes presenció el veredicto que condenó a dos años de prisión en suspenso al agente de la policía bonaerense y a 9 años de cárcel al atacante, que era menor de edad en aquel momento.

“Estoy decepcionado”, expresó Wolek en diálogo con Clarín. El fotógrafo, que actualmente vive en la ciudad de Louisville, estado de Kentucky, dijo estar “convencido” que Chocobar “intentaba ser buena persona y un servidor público”. No obstante, reconoció que el castigo “podría haber sido mucho más severo” y que los jueces le aplicaron la “mínima pena” posible.

–¿Cuál es su opinión sobre el veredicto contra el ladrón?

–Para ser brutalmente honesto, comencé a preocuparme cada vez menos y menos de lo que pudiera pasar con el atacante y no buscar ningún tipo de venganza. Espero que de alguna manera, si él puede aprender de esto, se convierta en una mejor persona. Finalmente, si ya ha aprendido lo suficiente, que pueda regresar a vivir bajo las normas, disfrute de su juventud y sea un buen ciudadano. Pero si no es así, debería cumplir más tiempo en la cárcel hasta que lo logre.

–¿Y respecto a Chocobar?

–De lo que pude conocer en el juicio, no vi nada que justificara una condena por culpabilidad del oficial Chocobar. Él no hizo nada por malicia o intencionalidad, solo reacciones en el calor del momento. Estoy convencido de que es un hombre decente y solo intentaba ser buena persona y un servidor público. Así que sí, estoy decepcionado, pero también me doy cuenta de que el castigo podría haber sido mucho más severo. Creo que el tribunal intentó aplicar la mínima pena posible.

Un veredicto condenatorio nunca es bueno, pero estoy seguro de que Chocobar saldrá de esta situación más fuerte en el futuro. Tampoco creo que los jueces lo hayan condenado a la ligera y probablemente deliberaron un montón yendo y viniendo sobre el tema.

–¿Cómo vivió el juicio?

–Seguí el juicio tan de cerca como pude, obviamente no entendí todos los detalles y particularidades que hubo en español. Grabé las sesiones e intenté repasar algunas de ellas con un traductor, pero eran muy largas y trabajosas y fue difícil encontrar a alguien que tuviera tanto tiempo disponible.

Si hubo algunas cuestiones minuciosas que se probaron sobre las acciones de Chocobar más allá de lo que podía entender, no las distinguí. Espero que los jueces lo hayan hecho de una manera pura y tengo que creer que así lo hicieron. Pero no soy argentino ni estuve allí mucho tiempo. Odio pensar que todo es política. Si es así, es muy triste.

–¿Qué cree que hubiese pasado si Chocobar hubiera sido juzgado en Estados Unidos?

–Hablé sobre esto con mi sobrino, Aron, que es policía de Los Ángeles. Él no me pudo decir mucho, pero sí que entendía que hubiera una investigación sobre los hechos. No creo que esto hubiera creado aquí una tormenta política, salvo episodios muy fuertes que exponen cierta segmentación de la sociedad. Creo que esto hubiera sido solo un caso de un policía que persigue a un ladrón y no hubiera llegado a juicio. Pero no podría decir si hubiera terminado igual o no. Definitivamente, no habríamos llegado a la tormenta de fuego política en la que se convirtió el caso allá.

Y supongo que de alguna manera soy culpable por ser extranjero y el “status de celebridad” que el doctor Yamil Ponce –N. de R.: el cirujano cardiovascular que lo operó en el Hospital Argerich– y yo tomamos por un pequeño lapso de tiempo. Simplemente fue un caso mediático y después se metió la política. Si yo hubiera sido argentino, quizás el hecho no hubiera llamado tanto la atención y Chocobar seguido con su vida. No lo sé. Creo que la repercusión que tuvo no ayudó.

–El caso quedó atrapado en “la grieta”…

Yo apoyo a Chocobar en lo que quiso e intentó hacer. Pero después de pasar por el juicio creo que los jueces y la fiscal y la querella también hacían lo que se suponía debían hacer. No creo que haya habido una cuestión política en la sala del tribunal. Quizás estoy siendo ingenuo, no lo sé.

La querella que representaba a la madre de Kukoc intentaba decir que Chocobar era un asesino a sangre fría con el “gatillo fácil”. Eso obviamente no fue tomado en cuenta por los jueces y fue muy sabio de su parte.

Chocobar y su abogado Fernando Soto salen de los Tribunales de Comodoro Py, tras el fallo. Foto Juano Tesone

Chocobar y su abogado Fernando Soto salen de los Tribunales de Comodoro Py, tras el fallo. Foto Juano Tesone

Yo creo que los jueces y la fiscal trataron de considerar si hubo extralimitaciones por parte de Chocobar por el calor de la situación. Pero de ninguna manera lo que hizo fue premeditado, o motivado por el odio o dirigida especialmente contra alguien por ser quién era. No es lo que yo digo, si no lo que creo que consideró la fiscalía y los jueces.

–¿Qué siente hoy respecto a lo que te pasó? ¿Cree que es un capítulo cerrado?

–Definitivamente siento que un capítulo está cerrado y todo va a terminar. Estoy agradecido por ello, ya que fue un camino muy largo. Obviamente no estuvo tan mal para mí como para el oficial Chocobar o como los días malos que viví hace tres años y medio. Desde entonces, las cosas volvieron a ser normales para mí y me están pasando algunas cosas buenas en la vida, incluso durante la pandemia.

San Luis
cielo claro
14.7 ° C
14.7 °
14.7 °
26 %
3.1kmh
3 %
sáb
15 °
dom
19 °
lun
22 °
mar
22 °
mié
22 °