19.7 C
San Luis
jueves, marzo 4, 2021
El tiempo - Tutiempo.net
Más
    Inicio Coronavirus La autoridad sanitaria de EEUU advirtió que la nueva variante del virus...

    La autoridad sanitaria de EEUU advirtió que la nueva variante del virus podría generar picos enormes de contagios de covid-19

    El pronóstico es que la cepa más contagiosa, identificada primero en Reino Unido, ponga más presión sobre los sistemas sanitarios

    Los funcionarios federales de salud de EEUU advirtieron que la variante más contagiosa del coronavirus —que fue identificada por primera vez en el Reino Unido— podría convertirse en la fuente dominante de infección en el país en marzo y probablemente provocaría un gran aumento de casos y fallecimientos que afectarían aún más a los abrumados hospitales.

    Este sombrío pronóstico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) dejó en claro lo que se sospecha desde hace semanas: el país está en una carrera urgente para vacunar a tantos estadounidenses como sea posible antes de que la nueva variante se propague por todo el país.

    Los funcionarios de salud pública enfatizaron que las medidas de protección ya implementadas deberían funcionar contra la nueva variante e instaron a los estadounidenses a redoblar el uso de mascarillas faciales, el mantenimiento de la distancia física fuera de sus hogares, el lavado de manos frecuente y la reducción de las interacciones sociales y las reuniones en interiores.

    No hay datos que indiquen que la variante sea más mortal o que cause una enfermedad más grave. Pero la preocupante advertencia —basada solo en datos limitados sobre cuán prevalente se ha vuelto la variante— se hizo al final de una semana en que la naciente campaña de vacunación del país dio la impresión de estar desorganizada y ser decepcionantemente esquiva para la mayoría de los estadounidenses. Se vio entorpecida por la confusión sobre la elegibilidad de las personas, más allá de los trabajadores de salud de primera línea, y la falta de comunicación sobre los suministros cada vez más limitados a medida que crecía la demanda, además de los despliegues fallidos en los estados.

    (Reuters)(Reuters)

    Las fotos de estadounidenses ancianos que permanecían horas de pie o sentados en largas filas, ansiosos por recibir su inyección mientras algunos eran rechazados, se convirtieron en imágenes emblemáticas que desmienten las promesas de protección para los más vulnerables.

    Las proyecciones de los CDC también podrían resultar extremadamente preocupantes para los hospitales y asilos de ancianos, muchos de los cuales ya están operando a su capacidad plena o cerca de ella. Los centros médicos y las residencias para las personas de la tercera edad se han enfrentado a tasas crecientes de infección entre su personal, lo que ha generado escasez y un aumento de la cantidad de pacientes que, en ocasiones, ha puesto en peligro la atención sanitaria.

    Quiero enfatizar que estamos profundamente preocupados ante la posibilidad de que esta cepa sea más transmisible y pueda acelerar los brotes en Estados Unidos durante las próximas semanas”, dijo Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC. “Estamos advirtiendo acerca de la situación e instamos a la gente para que sean conscientes de que la pandemia no ha terminado y de ninguna manera es hora de tirar la toalla”.

    “Sabemos qué es lo que funciona y sabemos qué es lo que hay hacer”, añadió. El estudio de la agencia pone de relieve la urgencia del plan anunciado por el presidente electo Joe Biden, quien propone gastar más de 400.000 millones de dólares para combatir la pandemia y acelerar la distribución de vacunas. Forma parte de su paquete económico de 1,9 billones de dólares, destinado a ofrecer ayuda financiera y alivio a los gobiernos locales que enfrentan déficits, así como a las personas y empresas que sufrieron pérdidas durante la crisis sanitaria que ya lleva casi un año.

    “Cuantas más personas vacunemos y más rápido lo hagamos, más pronto podremos dejar esta pandemia atrás y reconstruir nuestra economía de una mejor manera para volver a nuestras vidas y a nuestros seres queridos”, dijo Biden el viernes cuando anunció el plan de vacunación de cinco puntos.

    En privado, un funcionario de los CDC dijo que la perspectiva de la potencia de la nueva variante era “escalofriante” y subrayó la necesidad urgente de que las personas sigan las medidas de precaución. Un boletín publicado por la agencia, que usó imágenes de las señales de emergencia en las carreteras para advertir sobre el aumento de casos, los hospitales sobrecargados y nuevas variantes más contagiosas, transmitió la urgencia ante la situación. “Más propagación, más casos, más muertes”, advertía el documento.

    Transporte de un paciente en Nueva York (AFP)Transporte de un paciente en Nueva York (AFP)

    Los casos y muertes por COVID han batido récords en todo el país, con un número máximo de muertes, 4.400, que se anunció el martes. El jueves se reportaron al menos 3.973 nuevos fallecimientos y 238.390 casos nuevos, en tanto que la nación se acerca a la marca de las 400.000 muertes.

    Ha muerto de COVID en el último año 1 de cada 860 estadounidenses, según nuevas cifras publicadas por los CDC. Pero esas muertes no se han dado en la misma proporción en las distintas regiones geográficas y en los diversos grupos raciales y étnicos, además de que existe la preocupación de que las vacunas no lleguen a las comunidades más afectadas, donde el acceso a los servicios de salud es limitado y hay una gran desconfianza.

    La nueva variante podría exacerbar aún más las disparidades de salud en las comunidades de color, advirtieron algunos expertos.

    “Veo esta nueva cepa como una amenaza multiplicada. Solo hay que tomar todo lo que sabemos sobre el riesgo de este virus y multiplicarlo sustancialmente”, señaló Ashish K. Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. El experto también expresó su preocupación por el hecho de que las vacunas no estuvieran llegando a las comunidades vulnerables y pidió que se ubicaran sitios de vacunación en las comunidades de color y que se enviaran mensajes de salud pública para despejar las dudas sobre la vacuna. También propuso vacunar a todas las personas mayores de 55 años después de que se haya inoculado a los trabajadores de la salud y los residentes de los centros de atención a largo plazo.

    La nueva variante, llamada B.1.1.7, se identificó por primera vez en el Reino Unido, donde rápidamente se convirtió en la principal fuente de infecciones al ser la causa de más del 80 por ciento de los casos nuevos diagnosticados en Londres y al menos de una cuarta parte de los contagios en otras partes del país.

    Desde entonces se ha detectado en unos 50 países, incluidos Estados Unidos y Canadá, según la Organización Mundial de la Salud. En Estados Unidos, representa menos del 0,5 por ciento de los casos, de acuerdo con el análisis de un número limitado de muestras.

    En el nuevo informe, los científicos de los CDC diseñaron un modelo para evaluar la rapidez con que la variante podría propagarse en Estados Unidos, asumiendo que entre el 10 y el 30 por ciento de las personas tienen inmunidad preexistente al virus y que se vacunará diariamente a un millón de personas a partir de este mes.

    El informe proyecta que, si la variante es un 50 por ciento más contagiosa, como sugieren los datos del Reino Unido, para marzo se convertiría en la fuente predominante de todas las infecciones en Estados Unidos. Un despliegue lento de la campaña de vacunación aceleraría esa situación.

    Trabajadoras sanitarias en un hospital de Texas (Reuters)Trabajadoras sanitarias en un hospital de Texas (Reuters)

    “Sabemos que eso es una sobrestimación del nivel actual de vacunación”, dijo Michael Johansson, investigador de los CDC. “Pero ciertamente esperamos llegar a niveles superiores para cuando termine este periodo”.

    Todos los virus desarrollan mutaciones con el tiempo; la mayoría desaparecen, pero las que confieren una ventaja (por ejemplo, mayor capacidad de contagio o una replicación más rápida) pueden afianzarse y propagarse. En particular, es probable que una variante más transmisible se propague con rapidez en la población.

    El nuevo coronavirus ha acumulado mutaciones preocupantes a un ritmo más veloz de lo que muchos investigadores habían previsto. Algunas variantes también contienen mutaciones que podrían debilitar ligeramente la protección de las vacunas.

    Sin embargo, la inmunidad producida por las vacunas es extremadamente poderosa y su efectividad podría durar años, mencionó Paul Duprex, director del Centro para Investigación sobre Vacunas de la Universidad de Pittsburgh. “No pasarán de tener una eficacia del 94 por ciento a una del 32 por ciento de la noche a la mañana”, aseveró.

    San Luis
    cielo claro
    19.7 ° C
    19.7 °
    19.7 °
    61 %
    3.3kmh
    0 %
    jue
    32 °
    vie
    33 °
    sáb
    35 °
    dom
    36 °
    lun
    34 °