21.2 C
San Luis
domingo, octubre 24, 2021
HomeDeportesMurió Gerd Müller, leyenda del fútbol alemán y uno de los máximos...

Murió Gerd Müller, leyenda del fútbol alemán y uno de los máximos goleadores mundiales

El Bombardero fue campeón del mundo en 1974 y era el máximo artilleros de todos los tiempos del fútbol germano.

El legendario delantero alemán Gerd Müller murió este domingo a los 75 años. Y el fútbol está de luto. Fue un magnífico goleador, con hazañas que unos pocos elegidos pudieron alcanzar. Pero sus últimas imágenes serán tristes. Su vida se fue apagando lentamente por culpa del Alzheimer. “Siempre fue un luchador y un valiente, a lo largo de toda su vida. Y lo es ahora. Está durmiendo hacia su final”, anticipó su mujer Uschi, cuando Müller cumplió 75 años, el 3 de noviembre de 2020, y ya estaba internado, sin esperanzas.

Casi una década antes se había confirmado su enfermedad degenerativa. Gerd Müller, quien se encontraba en Trento (Italia) con el equipo de reserva del Bayern Munich salió una madrugada del hotel Villa Madruzzo, detuvo un taxi… y desapareció. Hubo una búsqueda desesperada de sus allegados por casi quince horas, entre la ciudad y bosques cercanos, hasta que lo encontraron deambulando, sin rumbo ni reacción.

Ya no volvería a la normalidad, aún cuando tuvo sus períodos de lucidez y pudo disfrutar algunas hazañas del fútbol ultramoderno. Por ejemplo, las de Lionel Messi, quien le batió el récord de goles oficiales en una misma temporada.

Lionel Messi, uno de los que pudo acabar con un récord imposible de Gerd Müller. Fotos: AP

Lionel Messi, uno de los que pudo acabar con un récord imposible de Gerd Müller. Fotos: AP

Müller había marcado 67 en 1972. Y exactamente cuatro décadas más tarde, nuestro crack consiguió… 86. La Pulga le envió de inmediato una camiseta de regalo, en tributo a su antecesor, quien la expuso en el museo del Bayern Munich.

“Estoy feliz, contento y orgulloso de recibir una camiseta del mejor jugador del mundo”, llegó a expresar Müller. Otro portento contemporáneo como Robert Lewandowski, al iniciarse la última Champions, también le dedicó sus goles a Müller: “Quiero que sean un homenaje a esta leyenda. La escala de lo que conseguiste me lleva a trabajar cada día para conseguir estar un poco más cerca de tu grandeza, mantenete fuerte, Rey Gerd”, le escribió el delantero polaco.

“Gerd Müller fue el mejor delantero que jamás tuvo Alemania”, afirmó el ex director técnico de la selección germana, Joachim Löw. Pero nada le fue sencillo.

Gerd Müller, en el Mundial de Alemania 1974.

Gerd Müller, en el Mundial de Alemania 1974.

Poco de esto podía suponerse a mediados de los 60, cuando Müller llegó para una prueba en el Bayern que le gestionó su descubridor, Walter Fembeck. Zlatko Czajkovski, un yugoslavo que dirigía al Bayern, lo llamó Der Dicker (El Gordo) y no lo quería en el equipo. Hasta que el poder goleador de Müller -medía 1,76 metro y pesaba 80 kilos- cambió sus convicciones.

Más adelante, cuando Udo Lattek tomó la conducción técnica del Bayern convirtió al equipo en una maquinaria, en la potencia europea, afirmado en nombres que también serían la base de la Alemania campeona del mundo: Sepp Maier en el arco, Franz Beckenbauer en la defensa (y en el medio), Müller azotando defensas con su poder de gol.

Su carrera

Nació poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, el 3 de noviembre de 1945 en Zinsen, una villa cercana a Hannover. Su debut en la Bundesliga fue con el 1861 Nordlingen, donde acumuló 51 goles en 31 partidos en la temporada 63/64.

De allí pasó al Bayern, donde permanecería quince temporadas: totalizó 398 goles, fue el “artillero” del campeonato en siete oportunidades y su récord total no fue superado hasta hoy. Lo llevaron al Mundial de México 70 y allí heredó el puesto de un histórico centrodelantero como Uwe Seeler, marcando 10 tantos. Alemania perdió una épica semifinal con Italia en el alargue.

Müller, en 2006, cuando todavía el Alzheimer no lo había comenzado a apagar. Foto: AP

Müller, en 2006, cuando todavía el Alzheimer no lo había comenzado a apagar. Foto: AP

Al igual que Seeler lo llamaron El Torpedo y El Bombardero de la Nación. Cuatro años después, ya como local, llegaría la gloria: pese a cierta irregularidad al comienzo, la Alemania de Maier, Beckenbauer, Vogts, Overath y Müller se colocó en la final con una Holanda que parecía imparable. Mucho más cuando Cruyff armó la jugada inolvidable que terminó en el penal convertido por Neesken apenas comenzado el partido. El oficio y la jerarquía alemana empujaron al empate (Paul Breitner). Y al triunfo, con gol de su artillero Gerd Müller. Este alcanzaba así -además de sus 11 títulos diversos con el Bayern- los dos más relevantes con la Selección: la Copa del Mundo 74 y la Eurocopa 72 (Bélgica).

Siguió algunas temporadas más, hasta despedirse con una liga menor (EE.UU.) jugando para Fort Lauderdale. Negocios fallidos -tienda de ropa y restaurantes- lo llevaron al alcoholismo, hasta que Hoeness, Seeler y Beckenbauer lo auxiliaron y rescataron con un puesto en el Bayern Munich.

Lo que no pudieron fue detener la enfermedad progresiva. Y lo que queda es el recuerdo, de un goleador formidable. Implacable y astuto, uno de los mejores de todas las épocas, con récords que todavía están para el asombro.

Müller marca contra Inglaterra en el Mundial de 1970. Foto: AP

Müller marca contra Inglaterra en el Mundial de 1970. Foto: AP

El dolor del Bayern Munich

“Hoy es un día triste y negro para el FC Bayern y todos sus aficionados. Gerd Müller fue el mejor delantero de la historia, y una excelente persona, una auténtica personalidad del fútbol mundial”, dijo el presidente del club, Herbert Hainer, en un comunicado.

“Estamos unidos en un profundo duelo con su esposa Uschi, así como con su familia. El Bayern no sería el club que todos amamos hoy sin Gerd Müller. Su nombre y su memoria vivirán para siempre”, añadió.

Su paso por Argentina

Hace más de medio siglo, Gerd Müller jugó en la Argentina: fue un partido que quedó en la historia, un amistoso que el Bayern Munich perdió 3-2 ante Racing, cuando El Equipo de José (flamante campeón argentino) lo recibió para inaugurar la iluminación de su estadio.

Más de 70 mil personas coparon El Cilindro y disfrutaron de un partidazo, en el que los alemanes contaban con su gran arquero Maier, Müller y Beckenbauer, quien desde el Mundial de meses antes se había consagrado como el mejor defensor del mundo.

Müller demostró su olfato goleador y marcó a los 10 minutos, empató enseguida el Panadero Díaz y nuevamente Müller, a los 2 del segundo tiempo, puso en ventaja a los alemanes. Pero el Chango Cárdenas y JJ Rodríguez le dieron el triunfo a Racing, que un año después conquistaría la Intercontinental.

Leyenda. Gerd Müller. Foto: DPA

Leyenda. Gerd Müller. Foto: DPA

El bombardero en números

  • Müller es el máximo goleador en la historia de la Bundesliga (365 tantos en 427 partidos) Fue el goleador de la Bundesliga en siete oportunidades.
  • En la Selección de Alemania marcó 68 goles en 62 partidos (Klose superó su récord con 71 goles, pero con el doble de partidos). Logró la Eurocopa del 72 en Bélgica y el Mundial del 74 en su país.
  • Müller es el tercer más goleador en la historia de los Mundiales, con 14, en dos Copas. Le preceden Klose (16 goles en 4 Copas) y Ronaldo (15 en 4).
Vuelo, cabezazo y gol contra Australia en el Mundial de Alemania 1974. Foto: AFP

Vuelo, cabezazo y gol contra Australia en el Mundial de Alemania 1974. Foto: AFP

San Luis
cielo claro
21.2 ° C
21.2 °
21.2 °
26 %
4.5kmh
0 %
lun
33 °
mar
35 °
mié
34 °
jue
34 °
vie
22 °