24.3 C
San Luis
miércoles, octubre 27, 2021
HomeCoronavirusTercera dosis contra el Covid: 8 preguntas sobre a quiénes y cuándo...

Tercera dosis contra el Covid: 8 preguntas sobre a quiénes y cuándo se aplicaría

Varias naciones ya adoptaron como estrategia aplicar un refuerzo de la vacuna ante el avance de la variante Delta y la disminución de la inmunidad. Qué opinan los especialistas.

bre cuándo aplicar una tercera dosis de la vacuna contra el Covid se debate a nivel mundial. Algunos países comenzaron a aplicarla en toda la población, otros a sectores específicos y un tercer grupo evalúa la medida.

El pinchazo extra como refuerzo o booster tiene como objetivo “reactivar” el sistema inmune cuando la cantidad de anticuerpos disminuye. Es diferente al concepto de dos dosis (una en el caso de Cansino) que hasta ahora fue aprobado en nuestro país por el Ministerio de Salud para cumplir con el esquema completo, planteado en los estudios de investigación por los que fueron aprobadas originalmente las vacunas al principio de la pandemia.

Pero, ¿es realmente necesaria la tercera dosis? ¿Está comprobado que aumentaría la protección contra el coronavirus? Clarín consultó a tres expertos para responder las ocho preguntas clave sobre este tema: Arnaldo Casiró, jefe de infectología en el Hospital Álvarez, Carlos Di Pietrantonio, médico epidemiólogo, máster en Salud Pública; y Mario Lozano, virólogo del Conicet.

1. ¿Qué países están aplicando la tercera dosis? ¿A quiénes y con qué orden de prioridad?

Entre los países que ya aprobaron una tercera dosis de refuerzo están Estados Unidos, Emiratos Árabes, República Dominicana, Barhein, Turquía (una 4º dosis a los 21 días de administrada la tercera para facilitar la circulación de su población en el extranjero), Rusia, Israel, Chile, Colombia, Uruguay y España. Francia, Alemania y Reino Unido también lo hacen. Canadá está en vías de autorización y Brasil lo implementa desde este miércoles.

Coronavac, la vacuna del laboratorio chino Sinovac que aplicaron países como Uruguay y Chile y por la que debieron aplicar una tercera dosis de refuerzo.

Coronavac, la vacuna del laboratorio chino Sinovac que aplicaron países como Uruguay y Chile y por la que debieron aplicar una tercera dosis de refuerzo.

Hay distintas estrategias sanitarias a nivel mundial. Algunos países decidieron aplicarla al personal de salud, a pacientes con inmunodeficiencias o que están bajo tratamiento con drogas inmunosupresoras. Otros decidieron hacerlo porque en un principio usaron vacunas que no tuvieron altos niveles de eficacia, como la Coronavac del laboratorio chino Sinovac que es el caso de Uruguay y Chile. En tanto que, Israel lo definió frente a la alta transmisión de la variante Delta.

2. ¿Por qué la OMS considera que aún no es necesaria la tercera dosis?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) argumenta que aún se necesitan vacunas para ser usadas como primeras dosis en todo el mundo. “La evidencia actual no parece mostrar la necesidad de un refuerzo en la población general, en la que la eficacia contra enfermedades graves sigue siendo alta”, señala un artículo publicado en la revista científica The Lancet el lunes y firmado por miembros de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus dilas en inglés) y la OMS.

Sin embargo, no descartaron que se necesite un uso más amplio de refuerzos en el futuro si hay una disminución de la inmunidad de la vacunación primaria o si evolucionan nuevas variantes que hagan que las vacunas ya no protejan contra el virus.

Los expertos consultados por Clarín coinciden en que habiendo países sin acceso a las vacunas, aquellos que tienen en abundancia deberían ceder una parte para lograr inmunizar a la mayor cantidad de población posible en el mundo. Di Pietrantonio distingue entre una razón sanitaria, basada en la falta de un acceso equitativo, y otra geopolítica.

Operativo de vacunación en la estación de tren de San Isidro. Foto Juano Tesone

Operativo de vacunación en la estación de tren de San Isidro. Foto Juano Tesone

3. ¿Hay sustento científico para decir que estamos mal protegidos con dos dosis y necesitamos una tercera?

Existen estudios en marcha y otros terminados que evalúan la pérdida o no de la inmunidad. Los resultados pueden variar según la vacuna utilizada (Sinovac y Sinopharm aparecen como más susceptibles a precisar terceras dosis y, si es posible, de otra plataforma), la población estudiada y las variantes circulantes.

Los expertos explican que los países que las están colocando se basan en investigaciones que muestran el descenso de la inmunidad entre 6 a 8 meses de la aplicación (suelen centrarse en poblaciones de mayor riesgo).

Para Casiró todo hace pensar que es una tendencia que se estaría homogeneizando en todo el planeta ante las evidencias de una disminución de la efectividad por el tiempo y las nuevas variantes. Lozano, por su parte, agrega: “En los estados que usaron vacunas con alta eficiencia no tiene sentido aplicar ahora una tercera dosis. En cambio, aquellos que emplearon la vacuna Sinovac (Chile, Uruguay y Brasil) cobra importancia un tercer refuerzo”.

Y entiende que las dosis que sobran en el resto de los lugares deberían ser donadas a las regiones que no pudieron empezar la campaña de vacunación. “Así, sí será posible detener al virus y evitar que aparezcan nuevas variantes de preocupación, que después terminan afectando al país donde se originaron y también al resto del mundo”, detalla.

4. Entonces, ¿es necesaria una tercera dosis de todas las vacunas o una segunda en las que son monodosis?

Los expertos consideran que, ante la variante Delta, la tercera dosis es necesaria en aquellas vacunas que presentan un bajo porcentaje de cobertura. Casiró prefiere que el esquema sea heterólogo. En tanto, Lozano plantea: “Aquellos países que retrasaron la aplicación de la segunda dosis están más protegidos. Por ejemplo, el daño que provocó Delta en Gran Bretaña no es el mismo que afectó a Israel”, dice y explica que este último país no atrasó ningún protocolo y tuvo más muertes en proporción que el primero.

La variante Delta del Covid-19 hizo que algunos países reforzaran su esquema de vacunación con una tercera dosis de la vacuna. Foto AP

La variante Delta del Covid-19 hizo que algunos países reforzaran su esquema de vacunación con una tercera dosis de la vacuna. Foto AP

Por otro lado coinciden en que la combinación de plataformas es la mejor estrategia a seguir porque, según  de estudios, permitirá potenciar la acción de las vacunas (ARNm mensajero como tercera dosis de otra plataforma, como adenovirus)

5. ¿Por qué en Argentina se decide priorizar la vacunación completa a toda la población y no reforzar con una tercera dosis a los grupos prioritarios o vacunados desde hace muchos meses?

El 24 de agosto, la ministra de Salud Carla Vizzotti evaluó que la tercera dosis, a nivel local, se convertiría en una opción “en el caso de que sea necesario y cuando tengamos la evidencia, para poblaciones bien específicas, abogando por que otros países reciban las vacunas a las que todavía no han tenido acceso”.

En la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud abrió una convocatoria a voluntarios para un estudio con el objetivo de evaluar terceras dosis en inmunosuprimidos, con la hipótesis de que la incorporación de una dosis de refuerzo podría mejorar la respuesta inmunitaria en personas con compromiso inmunológico.

Los especialistas consultados coinciden en la estrategia. Aunque Casiró plantea otro panorama si llegara a propagarse la circulación de la Delta. A su entender, en tal caso habría que reforzar la inmunización del personal de salud y de grupos de riesgo que llevan más de 6 meses de inoculados.

Di Pietrantonio insiste en la necesidad de completar esquemas de grupos de riesgo, incluyendo en el rango de prioridades a los menores con comorbilidades, antes de analizar la conveniencia o no de una tercera dosis.

6. ¿Qué pasa con el personal de salud y las personas que están por cumplir un año desde la primera dosis?

Para Di Pietrantonio, en virtud de la exposición que tienen los médicos por el ámbito en que se desempeñan, lo ideal sería estudiar la inmunidad celular (linfocitos b y t) de esta población, tanto para testear como para obrar en consecuencia.

La ministra de Salud Carla Vizzotti dijo que la tercera dosis podría darse "en el caso de que sea necesaria" y "para poblaciones bien específicas". Foto German García Adrasti

La ministra de Salud Carla Vizzotti dijo que la tercera dosis podría darse “en el caso de que sea necesaria” y “para poblaciones bien específicas”. Foto German García Adrasti

7. ¿Las dosis de refuerzo también podrían ser riesgosas si se introducen pronto o con demasiada frecuencia?

La experiencia es insuficiente y faltan estudios. Algunos, exponen los espacios “interdosis” entre vacunas y refuerzos para alcanzar la máxima acción en el momento adecuado. Ciertos países la aplican 60 días después y otros a los 6 meses.

Según Di Pietrantonio, no existirían riesgos en aquellas personas donde las primeras dosis que completaron el esquema no presentaron reacciones adversas. Y plantea que el momento oportuno de administrarla es cerca del “límite” para que la inmunidad previa adquirida no desaparezca, porque facilita la acción del sistema inmunológico. “Infiero que administrarla muy precozmente podría llegar a producir algunos efectos adversos no deseados”, puntualiza.

8. El Covid podría tener un comportamiento estacional como la gripe?

Para Casiró, muy probablemente haya que vacunarse cada determinada cantidad de meses/años. Y Di Pietrantonio agrega que en cada vacuna habrá que hacer los cambios necesarios para que las mutaciones que sufra el virus puedan ser contempladas.

San Luis
nubes
24.3 ° C
24.3 °
24.3 °
20 %
4.9kmh
93 %
jue
35 °
vie
34 °
sáb
31 °
dom
20 °
lun
12 °